ME ALEGRO DE VERTE SIN AQUELLAS CADENAS

Standard

Tú lo notas. Eres consciente de ello. Cada vez que abres los ojos al despertar cada día. No te das cuenta pero te ocurre.

Tu sistema de anclado a la ilusión de la realidad se activa cada vez que te despiertas. Crees que eres un ser vivo. Un animal inteligente. Pero lo más probable es que todavía no te hayas dado cuenta de la realidad más obvia; lo que más se asemeja a tu comportamiento es un ordenador personal.

Un ordenador es lo más parecido al funcionamiento de las cosas. Todo en esta vida está en los pequeños detalles. Pero como tristemente la mayoría de vosotros sóis poco más que una clase de recuperación de primaria para inútiles con la mayoría del cerebro amputado, alguien tiene que venir y explicároslo.

El Negro de Terminator 2, era uno de los peces gordos de Skynet en 1992. Él nos contó como encontraron medio chip y unos cuantos trozos más del primer Terminator, que les abrieron la mente a todo tipo de ideas.

Hasta aquí creo que todos estáis de acuerdo.

En 1947, un año después de que JFK fuese nombrado presidente de Estados Unidos de América, un “algo” se estrelló muy cerca de una base militar en Nuevo México, concretamente en las cercanías de Roswell. No podría definir que quiere decir Ros y sólo me viene a la mente la palabra rosa, pero well en inglés significa bien.

Antes de que esto ocurriese, hubo un presidente en ese extraño país de barras y estrellas que fonéticamente suena muy parecido, Franklin D. Roosevelt. Veamos por encima de que palo iba:

Debido al asesinato de William McKinley a manos del anarquistaLeon Czolgosz, Roosevelt accedió a la presidencia en 1901. Contaba con tan solo cuarenta y dos años, . Es la persona más joven en haber alcanzado la presidencia de los Estados Unidos.[1] Fue reelegido en 1905, por abrumadora mayoría. Se trataba de un hombre de fortísima personalidad y extraordinariamente activo. Así, su administración se caracterizó por un fuerte intervencionismo en política exterior, lo que lo diferenció de la mayoría de sus antecesores. Por ello, se suele considerar que su presidencia marca el paso de los Estados Unidos al estatus de gran potencia. Fue muy popular, y tras abandonar la presidencia en el año 1909 mantuvo una gran influencia en la política estadounidense.

Además, unos años más tarde, hubo otro presidente con el mismo apellido, que además era primo del primero:

La crisis económica de 1929 y su apuesta por una nueva política, el conocido como New Deal (nuevo trato), le hizo ganar la confianza de los estadounidenses en las elecciones de 1932 derrotando al candidato republicano Herbert C. Hoover, y convirtiéndose en el presidente de Estados Unidos de América por el Partido Demócrata.El fantasma de la guerra se presentó con el ataque a Pearl Harbor proveniente del mando japonés a la base militar en Oahu Pearl Harbor en el Pacífico en el año 1941. Ante esta agresión, Roosevelt declaró ante el congreso que ese día sería conocido como el día de la infamia y pidió el estado de guerra al Congreso. Actuó firme y enérgicamente en todos los aspectos necesarios para llevar a su país y su industria a un óptimo esfuerzo de guerra.

Aunque tenía conocimientos del proyecto Manhattan sobre el desarrollo de la bomba atómica, no alcanzó a administrar su uso.

El avanzado cáncer cerebral que padecía pudo más que la fortaleza y el tesón del político, muriendo en su escritorio en la residencia en Warm Springs, Georgia, el 12 de abril de 1945, a las puertas del fin del conflicto, sin ver concluida la Segunda Guerra Mundial y sin lograr un acuerdo con el cada vez más poderoso Stalin.

Caray! 2 presidentes muy influyentes en la historia de ese país por lo que se ve.

Aunque sólo era para ver si sóis capaces de retener más de 2 datos a la vez. Lo bueno viene ahora.

Como todos sabemos a estas alturas, la guerra que se está librando no es manifestada en el plano físico. Lo que podemos ver en el plano físico no es más que la consecuencia de lo que sucede a cada segundo en el astral.

A lo que estamos asistiendo es a las últimas fases (tras angustiosos milenios de espera) de la mayor guerra espiritual tiempo espacial que hayamos librado nunca en este Universo.

Como nuestra conexión con el Todo  está implícita en nuestro sistema vital, y es totalmente imposible de erradicar sin erradicar la esencia que permite la naturaleza del juego, nosotros somos los recipientes perfectos para simular la guerra que se da en dimensiones inapreciables para nosotros. Cualquiera con un mínimo de conexión consciente con el Todo es capaz de ver esto.

Cada uno de nosotros es una máquina espacio-temporal delimitada por los parámetros de su propio pensamiento. Aún así, somos capaces de viajar por la totalidad del tiempo y el espacio con dos de las cosas más importantes y valiosas que los humanos poseemos. Nuestra imaginación y nuestros recuerdos.

Es imposible percibir la realidad real sin imaginación desde este punto de la existencia. Y si has enterrado tu imaginación, lo siento colega, pero estás jodido. Sin tú imaginación, eres un blanco perfecto para las entidades que pretenden impedir andar nuestro último escalón hacia la evolución y cruzar las puertas sagradas del nuevo mundo.

Por otra parte, es imposible conocer tu identidad real sin recuerdos de tu vida y las personas, lugares y relaciones que has tenido en los años que llevas aquí; porque, como digo, la clave está en los pequeños detalles.

Según la wookieUn punto de inflexión es un punto donde los valores de x de una función continua pasa de un tipo de concavidad a otro. La curva “atraviesa” la tangente. Matemáticamente la derivada segunda de la función f en el punto de inflexión es cero, o no existe.En las funciones derivables reales de una variable real, para hallar estos puntos de inflexión, basta con igualar la segunda derivada de la función a cero y despejar. Los puntos obtenidos deberán ser sustituidos en la derivada tercera o sucesivas hasta que nos dé un valor diferente de cero. Cuando esto suceda, si la derivada para la que es distinto de cero es impar, se trata de un punto de inflexión; pero, si se trata de derivada par, no lo es.”

Los puntos de inflexión se dan a menudo a lo largo de la existencia. Aunque algunos son más anchos y otros más estrechos, por así decirlo.

Por ejemplo en la naturaleza del tiempo se dan estos acontecimientos mucho más a menudo de lo que se piensa.

En 1947 hubo uno muy gordo, aunque pocos se dan cuenta. 1947, en concreto el accidente de Roswell. La humanidad estaba condenada a un cataclismo nuclear al que las explosiones de Japón, dieron el pistoletazo de salida.

Todo estaba orquestado para que la segunda mitad del siglo XX fueran los 40 famosos años de oscuridad que cita el Apocalipsis y otros escritos como los del infame Nostradamus. Una masiva destrucción estaba a punto de dejar la Tierra igual que la del universo de la saga Fallout.

Muchos años más tarde se descubriría el viaje en el tiempo y agerridos exploradores viajarían hasta ese año para prevenirse a su propia civilización y evitar el caos en su propio tiempo.

Pero debido precisamente al estallido de la tercera guerra mundial en los años 50 (o 60, no estoy del todo seguro) nunca existió tal cosa como la ciencia-ficción espacio-temporal que en este lugar si tuvo lugar precisamente debido a la intervención de los que no bebieron de estas fuentes porque estaban demasiado ocupados intentando construir una máquina del tiempo.

Y joder si lo consiguieron. Y no sólo eso si no que además “consiguieron” dividir su propia realidad en dos lineas temporales distintas.

Ellos pensaron que lo que pasaría sería que su existencía apocalíptica cambiara a un lugar dónde no se hubiese sufrido semejante sufrimiento.

La cagaron.

Desde entonces, su línea temporal y la nuestra se han estado trenzando y es por ello que algunos de nosotros notamos muy fuertemente que los experimentos efectuados con la naturaleza del tiempo influyen a todo y a todos.

Pase lo que pase, lo que está escrito se cumple, porque no está escrito en plan “se me ocurre”, si no que está escrito desde una prespectiva atemporal en la que los humanos no somos más que pececillos abriendo y cerrando la boca dentro de una esférica pecera que hace que veamos la realidad exterior distorsionada.

Al igual que en la historia de H.G. Wells (Wells?) The Time Machine, la historia no se puede alterar. Podrás viajar a través del tiempo y recuperar a tu novia; pero si tu novia se iba a morir, el Universo se ocupará de que ello ocurrá para no crear paradojas temporales y autodestruirse. El Universo es un tío listo.

Al igual que esto sucede, si se supone que mañana vamos a alcanzar la era dorada, por mucho que intentemos autoboicotearla viendo que “en el otro lado” el futuro es muy oscuro, tampoco vamos a poder evitarlo, debido a que esa edad de oro va a llegar tanto en esa realidad como en esta y precisamente, los del otro lado construyeron la máquina del tiempo para salvarse, porque vieron este mundo. Porque este es su mundo dorado.

Ellos (igual de monos tontacos que nosotros) no se daban cuenta de que las filtraciones que les llegaban de este mundo iban a ser creadas por ellos mismos en cuanto la máquina del tiempo estuviese funcional.

Sería entrar en demasiados detalles y demasiado costoso todavía explicar todos los tira y aflojas de esta historia, pero es imprescindible resaltar que tanto los del otro lado, como los de este, somos la misma gente viviendo a la vez en la historia.

Nosotros (nuestros otros yoes) del otro futuro, llegamos en el 47 y prevenimos acerca de la movida apocalíptica. Esto consiguió mucho y parte de ello fué repartir el dolor que se había concentrado en la línea temporal original gracias a las imágenes que se filtraban de un mundo mejor en el otro lado, que se fueron sembrando a lo largo y ancho de los recuerdos de esa línea de tiempo igual a la nuestra (hasta que llegó el punto de inflexión)

Todo Sistema imita a la naturaleza de la realidad y como digo al principio, se parece mucho al funcionamiento de un ordenador personal.

Esta realidad no es más que una “copia de seguridad” de nosotros mismos y un lugar en dónde reposar nuestras cansadas conciencias que llevan sufriendo en el Infierno desde los 60 (o 50 no lo sé fijo) a la espera de la era dorada que (al igual que la edad oscura) está destinada a ocurrir. Y la hora de que eso ocurra es inminente.

Una sensación de peligro te recorre la espina dorsal. Lo sé porque si te pasa tí me pasa a mí. Es lógico, porque en la otra realidad, en el año 2010, la máquina del tiempo no está todavía operativa, y allí la cosa está más jodida que aquí , como podéis imaginar.

Si aquí el acoso de las fuerzas oscuras y la guerra interior que se libra en nuestros corazones es fuerte y dolorosa, imaginaos como debe de ser en ese mundo, en el que los arcontes entraron por la puerta grande desde antes de que tú y yo naciéramos. Allí las almas y los corazones de las personas están absolutamente destrozados. Sólo un halo de esperanza les queda: Nosotros.

Lo que ellos no pueden hacer allí (que es un aquí extraño, en realidad) lo tenemos que hacer nosotros desde nuestra posición. Y es tan sencillo como permanecer cada uno en nuestro centro preocupándonos por limar nuestras propias carencias a la espera de un mundo mejor exista.

Un mundo así no puede existir si no estamos de acuerdo todos. Y aunque ahora parezca que eso es imposible, mi condición de vidente me cuenta lo contrario.

Allí saben que existimos desde 1947 por el suceso que tuvo lugar allí en ese mismo año en su línea temporal. Eso todavía es demasiado secreto, pero descubrieron que todo esto ocurriria y que la única manera de evitar la destrucción de la raza humana y del planeta Tierra en su totalidad, era construir la máquina del tiempo.

Aún están en ello, pero ahora es imposible otro fin de partida que no sea una pedazo de fiesta.

Queridos amigos, puedo decir ahora sin temor a equivocarme que a los Arcontes nos los hemos comido. Ahora nada puede evitar que nuestros colegas de la otra parte le den los últimos toque a su flamante máquina y regresen a nuestro 1947 a prevenirnos.

Ellos creen que el resultado va a ser otro. Creen que lo que ven es en lo que va a convertirse su realidad. No se dan cuenta de que en realidad están creando un salvoconducto mucho mayor para la humanidad, y aunque aquí también hayamos vivido en el siglo del Apocalipsis, su intensidad no ha sido tan abrasiva como allí. Si bien, sólo una tercera parte del planeta se ha podido salvar de la miseria que asola la otra línea de tiempo, pero ha sido suficiente para crear la masa crítica que consiguió la misión más importante, arriesgada y orgásmica de la historia del Universo, de lo contrario no estaría yo aquí para escribirlo. Así que gracias por creer en vosotros mismos. Podréis leer esto muy pronto amigos míos.

Todos los muertos de lo que asola la otra línea de tiempo, nacen aquí, y yo soy uno de ellos, uno de los infiltrados que sostiene la energía de la destrucción que allí existe. Es un proceso complicado y no espero que la mayoría lo entienda. Es más, la mayoría no está aquí para entender nada, si no para disfrutar de lo que no puede o no pudo tener allí en vida.

Como contraparte a esto, muchos de nuestros familiares y amigos de la línea original que han muerto aquí, podrían estar vivos allí, y de ahí la conexión que algunos creemos tener con los muertos. Pero no están muertos. Están vivos. Los muertos somos nosotros, malditos zombis de mierda. Despertad de una puta vez.

El caso es que, cuando nuestros aliados temporales se den cuenta de que su línea temporal no cambia y que sus viajeros del tiempo no vuelven a la hora señalada, se desesperarán y pensarán que todo el trabajo no ha servido para nada y así permanecerán durante 3 días.

Esos somos nosotros, no conviene olvidarlo.

Pero algo surgirá de su interior. Algo en su interior les hará sentir que “ha funcionado”

Y eso también nosotros somos. No conviene pensar que no es así.

Agradece lo que tienes porque puede que lo estés pasando muy mal en otra dimensión. Agradece lo que aquí está ocurriendo maldito desgraciado. No te regocijes en tu vida de ensueño y de pastillita azul, porque tu y los tuyos en realidad estáis en el Infierno.

Agradece no estar viendo Nibiru ahora mismo, cuando te asomas a la ventana maldito capullo, porque te está abrasando la piel en el otro lado.

Y sobretodo, agradéceme a mí que te recuerde que tú y sólo tú eres el único que puede salvar tu alma de ese trágico suceso.

Yo te voy a enseñar a destruir ese realidad original. Te voy a recordar como puedes traerte aquí desde ese mundo que está a punto de ser consumido por las llamas del planeta X y sus habitantes, Que también serán consumidos.

Toda la energía que se está creando justo cruzando la puerta es la que va a servir para rescatarnos, traernos aquí y destruir completamente la otra línea de tiempo.

Cuando otros descubran esto (¿que te ha parecido la carambola?) se arrepentirán de lo que han hecho y buscarán su redención. Para ellos también hay un sitio en la Mothership Vega.

Nibiru y la Tierra van a Colisionar y tú lo vas a ver en el YouTube. Toda la línea temporal va a ser desactivada, porque hemos creado la suficiente verdad en esta ensoñación para sostener la totalidad aquí anulando la energía oscura y el Universo Negro que pretendían los putos imbéciles de siempre.

Guay. Somos los putos amos. Brindo por nosotros. No es broma. Estamos a punto de empezar a gozar.

asi que eso ¡Plop!

PD: Hay otras 5 líneas de tiempo, pero no quiero que te agobies.

Más información en:

http://revxperience.wordpress.com/2009/01/13/doc-no-te-lo-vas-a-creer/

Y yo que sé. Busca por ahí.

ReV (ya conoces mi nombre)




Advertisements

7 responses »

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s